Llevar a tus niños al dentista u ortodoncista es tan importante como acudir al oculista o al pediatra. Como padres, siempre estamos pendientes de ponerles las vacunas, de mirar si necesitan gafas… Y ahora también, debemos tener en cuenta los brackets. Realizar un diagnóstico completo antes de los 7 años es fundamental para saber si precisan o no tratamiento. A esa edad los maxilares todavía se están formando por lo que, si hiciera falta, sería mucho más fácil corregir posibles problemas.
El tratamiento sería como continuar el crecimiento normal del niño. La primera revisión dental es muy importante para todos los niños, incluso para los que aparentemente tienen una boca sana. Los problemas ortodóncicos no siempre van unidos a la alteración estética, detectada por los padres. La alteración funcional y otros problemas, que pueden condicionar la salud de nuestros hijos, solo pueden ser diagnosticados por el ortodoncista. Acudir al ortodoncista antes de los años es una recomendación de las principales sociedades científicas de Ortodoncia: la Asociación Americana de Ortodoncistas (www.braces.org) y la SEDO (Sociedad Española de Ortodoncia).